“SER, HACER Y TENER: LA RUTA CRITICA HACIA EL ÉXITO DURADERO”

Image

 

Existe una lógica natural en el proceso de convertirnos en personas de éxito: “Ser, hacer y Tener”.

Sin embargo, contrario a este orden básico que determina la esencia  de los elementos que rigen el éxito duradero, invertimos esta lógica convirtiéndonos en el “Homo faver” (El hombre que hace)* creyendo entonces desde lo más profundo de nuestras convicciones qué en este proceso de  amasar el éxito debemos primero hacer, para después tener y como consecuencia de ello convertirnos en aquellas personas que  deseamos ser.

Nada más lejos de la realidad desde mi punto de vista, ya que para muestra de ello podemos evidenciar la gran cantidad de personas  que agobiadas por el trabajo y su profesión  se vuelven empleados o lideres resultadistas, que únicamente preocupados por que los números cuadren a fin de mes, abrazan la posibilidad de tomar atajos poco éticos aunque estos terminen aniquilando toda su escala de valores.

En este sentido reflexionemos y volteemos sobre las personas que han aprendido a tener éxito duradero en la vida y preguntémonos  ¿Cómo es en esencia esa persona? ¿Cuál es su historia de vida? ¿Qué lo ha caracterizado a lo largo del tiempo? ¿Lo que posee es  consecuencias de quién es y de lo que ha hecho durante largo tiempo?

A partir de las respuestas a estos planteamientos nos daremos cuenta de que quienes han logrado cosechar le éxito duradero lo hicieron convirtiéndose inicialmente en un tipo de persona determinada y que como consecuencia de ello aprendieron a hacer y tomar decisiones bajo una visión congruente y específica capaz de honrar sus valores personales, lo cual ha dado  sentido  finalmente a lo que hoy tienen.

De esta forma si hoy queremos llegar a ser grandes emprendedores o profesionales y obtener  diversos frutos de ello, si hoy queremos  dejar huella en nuestros hijos, familiares amigos y compañeros, si queremos  encontrar la prosperidad en nuestras vidas, debemos inicialmente preguntarnos ¿En qué tipo de persona deberé convertirme para aspirar a ello? Sobre la marcha encontraremos que  desprendido de este andar sobre la vida  haciendo lo que se tiene que hacer para llegar a ello, los frutos y toda nuestra inversión de tiempo, dinero y esfuerzo, se convertirá en una fuente inagotable de abundancia.

Y tu ¿Qué opinas al respecto? ¿Tiene sentido para ti esta lógica de “Ser Hacer y Tener?

Coméntame, como siempre me dará mucho gusto estar en contacto contigo.

Víctor G. López. Coach Ejecutivo. Máster en Dirección de Recursos Humanos

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s