EMPRENDER:UN ACTO DE AMOR PROPIO

el

5ae5e7f382458Desde mi punto de vista existen diferentes formas  maduras de mostrar cuánto nos queremos y amamos. Comer sanamente, hacer ejercicio frecuentemente, viajar, comprar aquello que hace bien a nuestro estado de animo sin atentar contra nuestras finanzas personales, practicar hobbies altamente apasionantes, acudir al médico sin que sea indispensablemente necesario y otras tantas más que de forma diferente practicamos y que finalmente cumplen con el objetivo de hacernos felices en el trayecto de vida.

Sin embargo desde mi punto de vista mas allá de estas existe una forma mucho más sofisticada y elegante de poner en valor  el gran amor que nos tememos personal y profesionalmente y que permite evendenciarlo emocional y materialmente a un nivel top level, y  es el acto de volvernos EMPRENDEDORES. (¡Si emprendedores!!!)

Desde mi vivencia, pocas experiencia te retan y obligan a crecer intensivamente a un ritmo tan vertiginoso como el acto de EMPRENDER, ya que para hacerlo exitosamente debes no solo adquirir conocimientos y habilidades comerciales, administrativas y de servicio. Sino que necesitas ademas madurar diversos elementos Intrapersonales como la seguridad personal, la capacidad para relacionarte, para pedir, para dar, para tomar riesgos, para saber navegar con la incertidumbre, para ser paciente, para postergar la satisfacción,  para tolerar los altibajos emocionales, para saber tomar desiciones. En fin, todo un cumulo de procesos emocionales que a lo largo del tiempo de madurar un proyecto o negocio propio te obligan a convertirte en una mejor versión de lo que eras antes.

Es cierto que emprender no es para todos y que no todos elegirán amarse de esta manera, pero piénsalo bien. Empender es buscar materializar un sueño y vivir desde la pasión de construir algo propio y que te permita trascender.

No conozco emprendedor exitoso alguno que a lo largo del tiempo y las lecciones aprendidas no haya terminado convirtiéndose en mejor persona. 

Ni tampoco conozco emprendedor exitoso que no haya estado enamorado de su proyecto o negocio y que después de haber sorteado los altibajos y las curvas de aprendizaje necesarias extrañen  a la persona que eran antes de emprender.

Imposible no amarse cuándo se ha sido testigo de su propio propio éxito y de su propio proceso de transformación ¿No crees? Y tú  ¿Estarías dispuesto a correr el riesgo de volverte emprendedor y a amarte así? ¿Conoces a alguien que ya haya pagado el precio?  ¿ compárteme, me encantara leerte 

ATTE VICTOR PUIG.-

foto mia

COACH DE NEGOCIOS.-

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s